Un paseo por lo más trendy de Milán

Destinos 9 enero, 2020

La capital de la moda y el diseño italiano está mejor que nunca.

No importa si nunca has estado o si estuviste hace mucho tiempo: Milán ha cambiado tanto en los últimos años que es difícil reconocerla. Lo único que sigue igual es el Duomo, la catedral de estilo gótico que recuerda al pastel más complicado.

En los alrededores, la zona de Via Montenapoleone se ha convertido en el epicentro de la moda internacional, con espectaculares boutiques de todo el mundo, aunque, claro, las palmas se las llevan los locales: nada más hace falta asomarse al emporio que tiene Armani, con hotel incluido.

También está Bulgari y su hotel, junto con todos los nombres que uno esperaría encontrarse: Prada, Miu Miu, Valentino, Dolce & Gabbana, Versace

Qué hacer en Milán

Getty Images

La buena noticia es que el recorrido vale la pena, y se disfruta sin tener que comprar nada. Se puede pasear entre las boutiques con ojo curioso nada más, y de vez en cuando aparece alguna donde es más factible llevarse un regalo a casa (Alessi y sus artículos de diseño para el hogar son ideales y accesibles).

Fundación Prada

Pero el nuevo polo cool de la ciudad se encuentra lejos del centro: Porta Nuova es el barrio hacia donde crece la ciudad, con modernos rascacielos y grandes compañías. Hay que darse la vuelta para conocer obras como el Bosco Verticale, un gran edificio que intenta levantar un bosque hacia el cielo y la gran plaza que enmarca el nuevo barrio. La otra parada importante, y también en la periferia de Milán, es la Fondazione Prada, un museo espectacular que ocupa el espacio de una vieja destilería y que, gracias a la magia de Rem Koolhaas, se convirtió en uno de los museos de arte contemporáneo más importantes del país. Y como el espacio es grande y suele haber distintos tipos de exposiciones, vale la pena tomarse al menos una mañana para recorrerlo.

Porta Nuova

Artículos Relacionados