Qué visitar en Madrid

Madrid: de tapas y de compras

Gastronomía 9 enero, 2020

Después de pasear por el centro y la Plaza Mayor, y de asomarse al famoso Jardín del Retiro, en Madrid siempre hay que guardar un ratito para dedicarse a las compras (¡y a las tapas!).

La primera ruta es la más clásica: la de Salamanca. Aunque la calle más famosa del barrio sea Serrano, y sobre ella se encuentren algunas de las tiendas más reconocidas —Casa Loewe y Adolfo Domínguez tienen aquí sus boutiques—, lo mejor es caminar por la paralela, Claudio Coello, una callecita estrecha y tranquila, llena de boutiques de todo tipo. No hay que perderse COS, Another Story y Bimba y Lola. Para recargar energía hay que hacer una escala en Mercado de la Paz, una miniatura que ofrece todo lo que uno esperaría de un señor mercado, pero en una versión resumida. Hay puestitos que venden jamón, quesos y otras curiosidades ideales para llevar como souvenir. Y claro, hay otros que ofrecen comida y vinos.

Bimba y Lola

La segunda ruta es por la calle de Fuencarral, empezando por la Cervecería Cervantes (Plaza Jesús 7) que se encuentra a un ladito del hotel Palace. Siempre está a reventar, pero no hay que desanimarse; de hecho, hay que encontrar la manera de acercarse a la barra y pedir un par de cañas y alguna cosita para picar.

Muy cerca se encuentra Real Fábrica, una boutique única que se especializa en artículos españoles de toda la vida: desde boinas hasta jabones, pasando por todo tipo de curiosidades (¡es perfecta para comprar un souvenir original!) De ahí hay que subir por la Gran Vía hasta encontrar Fuencarral. Hay tiendas para todos los gustos, literalmente: desde el estilo japonés de Muji hasta la propuesta independiente de Loreak Mendian, originaria del País Vasco. Y cuando llegue la hora de descansar y tomarse algo, está el Mercado de San Antón, ideal también para una caña, una tapa y algún recuerdito gastronómico.

Cervecería Cervantes

Travesías Media / Diego Berruecos


Artículos Relacionados