Puerto de Veracruz

El encanto del puerto de Veracruz

Destinos 20 octubre, 2020

Esta ciudad tiene algo que no se ve, pero se siente: un ambiente festivo y amigable que la convierte en el destino perfecto para unos días de disfrute.

El puerto de Veracruz tiene una atmósfera que hace que los viajeros se entreguen sin dificultad a la vida relajada que transcurre entre sus portales. No es que sus playas sean las más hermosas del país, pero sin duda es una de las ciudades con más ambiente (quien haya disfrutado el carnaval seguro que podrá confirmarlo).

Caminar por el puerto es una de las actividades que no hay que perderse. Eso sí, la recomendación es hacerlo bien temprano en la mañana o ya al atardecer, cuando el calor haya bajado. En el recorrido entre los muelles, con los barcos de todos los tamaños alineados, uno se divierte leyendo los nombres de cada uno y adivinando su procedencia.

Puerto de Veracruz

Para el desayuno hay que ir al Gran Café de la Parroquia, en el malecón. Aunque ya tienen varias sucursales por todo el país, nada supera la versión original. Desde luego, hay que pedir café lechero y una bomba. También está el Gran Café del Portal, que también es muy tradicional y tiene una decoración aún más clásica.

Gran Café de la Parroquia

Para la hora del paseo, lo ideal es darse una vuelta por el Fuerte de San Juan de Ulúa (hay recorridos guiados todos los días) y luego seguir al Acuario, una visita especialmente entretenida para los niños. Hay tiburones, delfines, rayas y hasta pingüinos, pero lo más especial es que tienen un tanque dedicado a los manatíes, un peculiar mamífero marino. Eso sí, para quienes tengan ganas de playa, lo mejor es hacer una excursión a Boca del Río o a Playa Mocambo.

Un recorrido por el puerto de Veracruz debería concluir con una tarde de danzón. Los martes, jueves y sábados, sobre las siete de la tarde, el Zócalo de la ciudad se convierte en una gran pista de baile. El ritmo del danzón es muy particular, y también la forma de bailarlo. Como espectador, uno se maravilla al ver la seriedad con la que estos bailarines toman la plaza central del puerto y regalan un hermoso espectáculo a los transeúntes.

Danzón

Y si de jardines y parques se trata, hay que visitar Xalapa, la cara más verde de Veracruz.

Travesías Media / Mark Powell


Artículos Relacionados