Fin de semana en Puebla

Fin de semana en Puebla y alrededores

Destinos 13 agosto, 2020

Además del Centro Histórico más dorado de México y los mejores dulces tradicionales, en esta ruta nos fuimos a recorrer los alrededores de Puebla.

Un viaje a Puebla debería incluir una visita al Centro Histórico con escala en la Capilla del Rosario, un festín de mole o de cemitas —dependiendo el hambre y el presupuesto—, una tarde de paseo con detour a la Dulcería El Lirio —cuyo espectacular espejo es testigo de algunos de los dulces más deliciosos de México— y una noche relajada en La Purificadora o Casa Reyna. Eso es lo básico. Pero, los alrededores de la ciudad también tienen mucho que ofrecer, y por eso preparamos esta pequeña ruta histórica por las iglesias y conventos poblanos.

Hay que empezar en San Bernardino Tlaxcalancingo, en las afueras de Puebla, y muy cerca del hoy famoso Museo del Barroco. Una iglesia con buenos altares y algunos mosaicos al frente. Luego hay que seguir a San Francisco Acatepec, cuya iglesia tiene una fachada extraordinaria de mosaicos y un interior totalmente restaurado, barroco popular, estupendo. De ahí a la ruta continúa a Santa María Tonantzintla. El exterior de ésta es muy sencillo, pero el interior es el más espectacular de los tres.

Museo Barroco

Desde aquí hasta Huejotzingo hay que hacer una parada en Cholula, para visitar la zona arqueológica y el Santuario de la Virgen de los Remedios. También es ideal aprovechar la parada para comer algo en los alrededores de la Universidad de las Américas antes de seguir a la última parte de la ruta.

Cholula

Huejotzingo tiene un magnífico convento de principios del siglo XV, con un atrio precioso, y “capillas posas”. Todo el convento es una joya, aunque el altar mayor, que es el original, es especialmente hermoso. Cerca está otro convento con otro atrio de “capillas posas” también muy especial, en Calpan. Para terminar esta ruta por Puebla, no hay que olvidar que en Huejotzingo se bebe una sidra deliciosa y se compran todo tipo de frutas en almíbar y otras conservas.

San Miguel Arcángel, Huejotzingo

Travesías Media / Paulina Figueroa


Artículos Relacionados