Villahermosa

Villahermosa: visita la puerta al trópico

Destinos 22 octubre, 2020

La capital de Tabasco es puro verde: vegetación, calor y humedad. Te invitamos a una visita a la puerta que marca la entrada al trópico.

Advertencia: Los que no saben lidiar con el calor podrían sufrir durante esta visita a Villahermosa. Pero hay una buena noticia y es que el día perfecto en la capital de Tabasco incluye mucho paseo, por sus parques y museos, y termina siempre en un refrescante chapuzón en la alberca del hotel. De hecho, es nuestra parte favorita. Nunca se sintió mejor lanzarse a una alberca que después de un día en Villahermosa.

Lo primero es dar un buen paseo de reconocimiento. La mayoría de los hoteles de Villahermosa se encuentra alrededor de la Laguna de las Ilusiones, un hermoso cuerpo de agua que ocupa el centro de la ciudad. No es el único: de hecho, quien visita Villahermosa por primera vez se sorprenderá de ver la cantidad de agua que la rodea: el río Grijalva y el río Carrizal la abrazan por ambos costados. Pasear por la laguna, que es de hecho un área nacional protegida, es una buena manera de darse cuenta de la riqueza de flora y fauna que habita la ciudad. El Parque Tomás Garrido Canabal es buen punto de partida.

Para el paseo estelar de Villahermosa hay que reservar una mañana bien larga al Parque Museo La Venta, el museo al aire libre más importante de México y uno de los más especiales del mundo. Carlos Pellicer, poeta tabasqueño, fue quién creó este espacio para presentar las cabezas olmecas y otras piezas arqueológicas en un contexto en el que tuvieran sentido: rodeadas de la flora y la fauna locales. El recorrido por el parque combina una experiencia de naturaleza con el acercamiento a la cultura olmeca, una de las más antiguas de Mesoamérica cuyas espectaculares cabezas fueron encontradas en los alrededores de Villahermosa.

Para la tarde, el paseo por la capital debe de llevar a los viajeros hacia el centro de la ciudad: a la Casa de los Azulejos y a la Casa Museo Carlos Pellicer Cámara. La primera es hoy el Museo de Historia de Tabasco, mientras que la segunda está dedicada al poeta. Hay que guardar un rato para pasear por el Parque Juárez y esperar a la caída de la tarde, que refresca el ambiente.

Eso sí, como dijimos al inicio, no hay mejor manera de concluir una jornada tabasqueña de calor y trópico que con un chapuzón para terminar de sacarse el calor del cuerpo. ¿Y para cenar? Gourmet MX, de la chef Gabriela Ruiz, quien se ha encargado de difundir la gastronomía tabasqueña por todo el país.

Gourmet MX

Qué hacer

  • Explorar el Parque Museo La Venta
  • Hacer un paseo por la Laguna de Las Ilusiones
  • Ir la Casa de Los Azulejos
  • Visitar la Casa Museo Carlos Pellicer Cámara

Getty Images


Artículos Relacionados