Oaxaca

Oaxaca, miniguía para todos los bolsillos

Destinos 28 octubre, 2019

Una visita imprescindible —y a muy bajo costo— al Centro Histórico de Oaxaca.

Los suertudos que visiten la capital oaxaqueña tienen que hacer algunas visitas obligadas: toca asomarse a la icónica Iglesia de Santo Domingo y pasar un rato caminando por el espectacular Jardín Etnobotánico. También hay que ir al Zócalo: es el mejor lugar para acercarse a la esencia de las costumbres de los locales y el punto de reunión ideal para pasear y disfrutar el cálido clima del sureste, probar una tradicional gelatina o los inigualables piedrazos.

Jardín Etnobotánico de Oaxaca
Jardín Etnobotánico de Oaxaca

Pero si uno quiere conocer a fondo la ciudad, lo mejor es ir a los mercados, que es donde mejor se come (y a muy buen precio). Los dos favoritos son el Mercado 20 de Noviembre y el Mercado Benito Juárez, y la misión es comer tlayudas, alguno de los siete moles, comprar tasajo, quesillo, café, chapulines y, desde luego, una botella de mezcal artesanal. Tampoco hay que olvidar el pan de yema, que debe ir acompañado con un auténtico chocolate oaxaqueño. Para seguir el paseo, un lugar especial es el Museo de Filatelia, que tiene un archivo precioso, y en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca suele haber exposiciones muy buenas.

Templo de Santo Domingo de Guzmán, Oaxaca
Templo de Santo Domingo de Guzmán

Por la noche: Sabina Sabe, Archivo Maguey, El Destilado y Expendio Tradición son locales ideales para probar los mejores mezcales de la zona. Y para los más fiesteros, Txalaparta tiene varios pisos y muy buena música para bailar hasta bien entrada la noche.

Travesías Media /Jake Lindeman


Artículos Relacionados